La magia de los cristales

(No. 10 – Sección 30)

En esta ocasión incursionaremos un poco en una de las ramas más fascinantes de la química: La cristalografía. La forma y belleza de los cristales ha seducido al ser humano desde tiempos remotos, pero debió pasar mucho tiempo para que el ser humano comprendiera cómo se dan estas maravillosas estructuras.  En esta ocasión les pediré que investiguen acerca de los distintos tipos de formas cristalinas que existen en la naturaleza, sus características, nombres y ejemplos; también les pediré que investiguen cómo se las ha ingeniado el ser humano con su tecnología para poder establecer la forma exacta de un cristal, sus dimensiones unitarias y la disposición de los átomos que los forman.  Les pediré que se abstengan de intervenciones pseudocientíficas.

Imagen tomada de: http://jewelryandgemsforselfdiscovery.com

Acerca de Chiquin

"No somos la suma de lo que tenemos, sino la suma de lo que aprendemos. De igual manera, la huella que dejamos no es la suma de lo que tuvimos, sino la suma de lo que enseñamos."
Esta entrada fue publicada en Público. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a La magia de los cristales

  1. Isa Gomez dijo:

    Esta semana como mi comentario ya va un poco tarde creo que hablare mas que todo de los cristales en sí y en lo que consisten. Para empezar sabemos que un cristal de una determinada sustancia o material tiene caras planas que presentan siempre los mismos ángulos con las caras de enfrente, así como todas las otras propiedades regulares, debido a que está formado por átomos, iones o moléculas asignadas de una manera muy ordenada, los cuales son encontrados en casi toda la materia sólida del cristal,sin embargo algunos muestran una disposición más ordenada que otras.
    Una sustancia formada a partir de cristales se denomina cristalina, o policristalina cuando la formación es de muchos cristales. En un monocristal, es decir un cristal individual, el orden de las filas de átomos no se interrumpe y no cambia de dirección. Cuando dos cristales crecen juntos, la separación entre ellos marca el lugar donde la disposición ordenada de uno forma un ángulo con la disposición ordenada del otro.

    Se cree que muchas sustancias en especial las que nos resultan familiares están hechas de cristales muy ordenados que no muestran sus caras brillantes, esto debido a que los cristales vecinos han crecido junto a ellos formando divisiones irregulares; por lo tanto es correcto decir que casi todas las rocas están formadas a partir de cristales y con frecuencia es posible distinguir a simple vista los diferentes cristales que forman una roca. Los objetos metálicos están hechos de cristales interpenetrados.

    Referencia y bibliografía:
    1. Jovanka Kink, 1993. International Union of Crystallography
    2. Holden, A. y Singer, P., Crystals and Crystal Growing, Doubleday-Anchor, Garden City, NY, USA, 1960 (existe una edición más reciente: Holden, A. y Phylis, M., Crystals and Crystal Growing, MIT Press, Massachusetts, USA, 1993).
    3. Pough, F. H., Field Guide to Rocks and Minerals, Houghton Mifflin, Boston, USA, 1960.
    4. Wood, E. A., Crystals and Light, an Introduction to Optical Crystallography, Van Nostrand, Princeton, NJ, USA, 1964 (1a edición). Reimpreso (1977) por Dover, New York.

    María Isabel Gómez
    11379

  2. Manuel dijo:

    Simetría de rotación en los cristales
    Un grupo puntual, en la simetría de rotación, se refiere a una colección de operaciones de simetría, tales como la rotación alrededor de un eje. En la cristalográfica se conocen 32 grupos puntales en total.
    Los elementos de simetría a considerar son: los centros de inversión, los planos de reflexión, los ejes de rotación y el eje de rotación-inversión.
    Los centros de inversión, se presentan con el símbolo i o S2. El punto considerado es un centro de inversión si para cada vector de posición, existe otro vector de posición idéntico. Tal que r=-r; los cristales que contienen parejas de planos paralelos poseen un centro de inversión.
    Plano de reflexión se presenta con el símbolo m, esta pasa normalmente por varios puntos de la red. Se resultado parece evidente por la forma de los cristales.
    Ejes de rotación se indican por 1, 2,3,4….n. Existe un eje de rotación de orden n, si al girar el cristal, alrededor de este eje, toma n posiciones congruentes en cada revolución, por lo que cada vez gira un ángulo de 360/n.
    Ejes de rotación- inversión, se representa por 1,2,3,…6 (con signo de vector), y estos representan una operación compuesta. Un cristal posee un eje de rotación-inversión si la coincidencia se alcanza mediante una rotación seguida de una inversión con respecto al centro.
    Bibliografía
    Brown, M. 2002. Física de los sólidos. Ed. Reverté, Barcelona. Pp. 789.
    Manuel López 11155

  3. Andres Morales dijo:

    Como saben el Nobel de Quimica 2011 se lo llevo un Israelí Daniel Shechtman por descubrir una nueva forma estructural, Los Cuasicristales. Un cuasicristal es una forma estructural que es ordenada pero no periódica. Se forman patrones que llenan todo el espacio aunque tienen falta de simetría traslacional. Mientras que los cristales, de acuerdo al clásico teorema de restricción cristalográfico, pueden poseer solo simetrías rotacionales de 2, 3, 4, y 6 pliegues, el patrón de difracción de Bragg de los cuasicristales muestra picos agudos con otros órdenes de simetría, por ejemplo de 5 pliegues.

    Las teselaciones aperiódicas fueron descubiertas por matemáticos en los inicios de los años 1960s, y unos veinte años después se encontró que aplicaban al estudio de los cuasicristales. El descubrimiento de estas formas aperiódicas en la naturaleza ha producido un cambio de paradigma en los campos de la cristalografía. Los cuasicristales han sido investigados y observados anteriormente pero hasta los años 1980s fueron ignorados en favor de las prevalecientes ideas acerca de la estructura atómica de la materia.

    Un ordenamiento es no-periódico si tiene la falta de simetría traslacional, que significa que una copia volteada nunca corresponderá exactamente con su original. La definición matemática más precisa es que nunca hay simetría traslacional en más de n – 1 direcciones linealmente independientes, donde n es la dimensión del espacio llenado; es decir, la teselación tridimensional mostrada en un cuasicristal puede tener simetría traslacional en dos dimensiones. La habilidad para difractar viene de la existencia de un número indefinidamente grande de elementos con un espaciado regular, una propiedad vagamente descrita como orden de largo alcance. Experimentalmente la aperiodicidad es revelada en la inusual simetría del patrón de difracción, que es la simetría de órdenes diferentes a 2, 3, 4,.
    Desde el descubrimiento original de Shechtman, cientos de cuasicristales han sido reportados y confirmados. Indudablemente, los cuasicristales no son más una forma única de sólidos; ellos existen universalmente en muchas aleaciones metálicas y algunos polímeros. Los cuasicristales se encuentras más a menudo en aleaciones de aluminio (Al-Li-Cu, Al-Mn-Si, Al-Ni-Co, Al-Pd-Mn, Al-Cu-Fe, Al-Cu-V, etc.), Pero otras numerosas composiciones son también conocidas (Cd-Yb, Ti-Zr-Ni, Zn-Mg-Ho, Zn-Mg-Sc, In-Ag-Yb, Pd-U-Si, etc.).26
    En teoría, hay dos tipos de cuasicristales.25 El primer tipo, los cuasicristales poligonales (dihedros), tienen un eje de simetría local de 8, 10, o 12 pliegues (cuasicristales octagonales, decagonales, o dodecagonales, respectivamente). Ellos son periódicos a lo largo de este eje y cuasiperiódicos en los planos normales a él. El segundo tipo, los cuasicristales icosaédricos, son aperiódicos en todas las direcciones.

    Lino, M. http://eleconomista.com.mx/entretenimiento/2011/10/05/nobel-quimico-que-se-enfrento-orden
    Gonzales, W. V, Mancini. 2003. Ciencia de los materiales. Editorial Ariel España. 248 pp
    Chacon. T. 2001. Actas del encuentro matematico andaluces. Universidad de Sevilla, España.742 pp.

    Andres Morales – 11035

  4. MARIO ALVAREZ ORELLANA 11187 dijo:

    Hace casi nueve siglos que Leonardo de Pisa, un matemático italiano del medievo también conocido como Fibonacci, describió la famosa secuencia del mismo nombre y que consiste en una sucesión que se inicia con 0 y 1 y que continúa con la suma de los dos últimos números de la secuencia (es decir, 0,1,1,2,3,5,8…). A simple vista poco o nada parece tener que ver este tipo de secuencias con la construcción de cristales. Pero los cristales son el producto de la traslación espacial repetitiva de una celda concreta, particular para cada tipo de cristalización y que configura una estructura simétrica.

    La relación sigue sin aparecer por ningún lado. El nexo está precisamente en los cuasicristales, cuyo descubrimiento ha motivado a la Real Academia Sueca de Ciencias para conceder el Premio Nobel de Química 2011 a Daniel Shechtman, del Instituto Israelí de Tecnología de Haifa.

    Los cuasicristales son estructuras atómicas construidas mediante mosaicos similares a los del mundo árabe y que adornan los muros de palacios como el de la Alhambra de Granada, pero que nunca se repiten a sí mismas. Es decir, no siguen el patrón de construcción de los cristales convencionales que forman estructuras simétricas.

  5. joe dijo:

    Como hemos visto hasta ahora, la cristalografia se basa practicamente en la forma “regular” en la que crecen y estan formados los cristales, hemos visto tambien los diferentes tipos de cristales, y en todos, es el mismo caso. La estructura atomica en un diamante por ejemplo, se repite periodicamente en todas sus caras dandole su apariencia distintiva. ahora bien, se creia que esa era la unica manera en que se formaban los cristales, hasta que el israeli, ganador del premio nobel de quimica 2011, Dan Shechtman, hizo un descubrimiento fascinante. El 8 de abril de 1982, con la ayuda de un microscopio electronico, observo algo que para muchos, incluso para el, era imposible. Observo que la estructura atomica en lo que veia era regular, pero, no se repetia periodicamente como en el caso de los cristales regulares. a estos los llamo “cuasicristales”. “en los cuasicristale encontramos los fascinantes mosaicos del mundo arabe reproducidos al nivel de atomos” dice la academia sueca. pasasron muchos anos antes de que la ciencia ya establecida aceptara lo que Shechtman habia descubierto, es por eso que este ano Israel se lleva de nuevo un premio nobel de quimica. si estan interesados en leer un poco mas acerca de este descubrimiento y reconocimiento, pueden consultar los siguientes enlaces. Esperemos que disfrute su pequeno millon este nuestro pequeno amigo quimico. hasta la proxima.

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Nobel/Quimica/2011/cuasicristales/elpepusoc/20111005elpepusoc_6/Tes
    http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/que-son-cuasicristales
    http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2011100510
    entre otros.

    Jose Carlos Garcia
    10351

  6. Isabel Fuentes dijo:

    Un cristal se reconoce porque está delimitado por caras planas que forman unos ángulos específicos entre ellas. Las formas de los cristales dependen de la naturaleza de las fuerzas que mantienen unidos sus elementos y se pueden clasificar de acuerdo con seis sistemas cristalinos: cúbico, romboidal, hexagonal, monoclínico, tretagonal y triclínico. Unos ejemplos sería la sal común, que tiene forma de cubo simétrico, el cristal de nieve con forma de estrella de seis puntas, el diamante y el carbón.

    La forma externa del cristal depende del modo en que se enlacen sus elementos constitutivos: átomos, iones o moléculas y éstos se disponen según un determinado patrón llamado red cristalina que se repite de forma idéntica en todo el volumen del cristal. Los cristales pueden aparecer aislados o en grupos regulares o irregulares. Si un cuerpo está formado por partículas cristalinas pequeñas o irregularmente dispuestas, se les llama estructura policristalina o granuda.

    Un ejemplo de cristales, mencionado anteriormente, es la estrella de nieve. La nieve contiene un gran número de cristales de formas muy diferentes, todos ellos son simétricos con respecto a tres ejes que se cortan formando un ángulo de 60º entre sí. La forma de los cristales depende de cómo se enlacen las moléculas de agua, cada molécula de agua se une a la siguiente por un átomo de hidrógendo, dando lugar a anillos de seis moléculas de agua.

    Fuente:
    Grupo Editorial Océano. 1997. Cristal. Volumen III. Editorial Océano. España. Págs. 888-889

    Isabel Fuentes
    11313

  7. Monica Avila 11456 dijo:

    Existen 2 tipos de sólidos cristalinos uno de estos se llama iónicos los cuales son formados por iones de elementos de electronegatividad muy distinta, enlaces fuertes no direccionales y el otro es llamado covalentes los cuales son una compartición de electrones y enlaces direccionales menos fuertes.
    Las estructuras covalentes extensas como lo son:
    El diamante la cual es una estructura cúbica centrada en las caras con ocupación del 50% de los huecos tetraédricos. Los atomos ocupan las posiciones de Zn y S en la blenda.
    Si hablamos de Cuarzo la cual es una forma de silice la cual consta de tetraedros unidos entre s, los cuales forman hélices a lo largo del cristal; este es un material anisotrópico y desvía el plano de luz polarizada, según la dirección de la hélice.
    El Fullereno es un polimorfo descubierto en el año de 1985 este existe de forma molecular y consiste en una red esférica de 60 átomos de carbono. Las redes esfericas son de cara hexagonales y pentagonales como una pelota.

    REFERENCIAS
    L. Smart, E. Moore, Solid State Chemistry: An Introduction, Chapman and Hall, London, 1995, 2nd. edition
    A. R. West, Basic Solid State Chemistry, J. Wiley Sons, Chichester, 1988.

  8. Mipis Ruiz dijo:

    Esta vez les hablaré un poco acerca de los cristales y la simetría que poseen.
    La cristalografía trata de la estructura y propiedades del estado cristalino. Los cristales han sido materia de estudio y especulación durante cientos de años y sus propiedades son muy conocidas a nivel mundial.
    Los cristales tienen frecuentemente formas poliédricas características, limitadas por caras planas y una gran parte de la belleza se debe a este desarrollo de caras. Estas caras pueden no ser lisas, se pueden destruir y no son esenciales para una definición moderna de un cristal. Un cristal está compuesto de átomos dispuestos en un modelo que se repite periódicamente en las tres dimensiones.

    Los primeros estudios sobre cristales fueron motivados por observaciones de su simetría externa. Los copos de nieve por ejemplo, tienen formas hexagonales; el cloruro sódico forma cubos perfectos; y los cristales de alumbre son frecuentemente octaedros regulares.
    Existen algunos factores complicados, sin embargo, en el desarrollo real de un cristal, y la ordenación de las moléculas es influenciada por la disponibilidad de espacio y por la simetría de las fuerzas intermoleculares. La utilidad de la simetría se extiende más allá de su aplicación con los cristales.

    María Paula Ruiz F.
    11058

  9. Mafer Arriola dijo:

    Esta semana hablare del tema de los cristales líquidos y como fueron descubiertos por medio del benzoato de colesterilo.
    Se sabe que los estados físicos de la materia son tres: sólido, líquido y gaseoso. El paso de una sustancia de un estado a otro está regulado principalmente por la temperatura. la transición de sólido a líquido no es directa, sino que se verifica atravesando un estado intermedio entre ambas fases: es el estado de cristal líquido.
    los cristales líquidos son compuestos formados, en general, por moléculas con dimensiones anisótropas. Hay cristales líquidos formados por moléculas con forma de varilla (Cristales Líquidos Calamíticos). Otros lo están por moléculas con forma de disco (Cristales Líquidos Discóticos o Columnales).

    El primero en observar un cristal líquido fue el botánico austriaco Friedrich Reinidzer en 1888, cuando vio que el benzoato de colesterilo (una sustancia sólida derivada del colesterol) formaba un líquido turbio cuando lo calentaba hasta su temperatura de fusión. Al seguir calentando, la turbidez persistía hasta que a cierta temperatura el líquido se volvía transparente. Poco tiempo después se descubrieron otras sustancias que presentaban el mismo comportamiento y pronto se demostró que ese nuevo estado de la materia aparecía intermedio entre el sólido y el líquido.
    Y en esto precisamente radica su interés: reúne ciertas características de los sólidos cristalinos junto con ciertas propiedades de los líquidos. Por este motivo, el 1889 el físico alemán Otto Lehmann los llamó “cristal líquido”.

    Cerbuna Pedro. 2011.Cristales líquidos. Universidad de Zaragoza. consultado en: http://www.unizar.es/icma/divulgacion/cristalesliq.html. Zaragoza España.

    Mafer Arriola
    11355

  10. Isabel paz dijo:

    La cristalografía se basa en la estructura y propiedades del estado cristalino; como ya se mencionó estos han sido materia de estudio durante cientos de años. Los cristales tienen frecuentemente formas poliédricas, limitadas por caras planas y una gran parte de la belleza de los cristales se debe a este desarrollo de caras. Los cristales son a menudo demasiado pequeños para ser vistos sin la ayuda de in potente microscopio, y muchas sustancias se componen de miles de cristales diminutos (policristalinas). El modelo de un cristal puede consistir en un solo átomo, un grupo de átomos, una molécula o un grupo de moléculas. El rasgo importante de un cristal es la periodicidad o regularidad de la disposición de dichos modelos.

    La ciencia ha utilizado medios analíticos cada vez más sensibles y han descubierto las sustancias que colorean los minerales alocromáticos. La amatista tiene color violeta debido a las trazas de manganeso y la flourina es verde a causa de pequeñísimas cantidades de hierro y manganeso que contiene. La belleza de las gemas depende de sus propiedades ópticas y las más importantes son el grado de refracción y el color. Otras propiedades incluyen la exhibición de colores prismáticos, el dicroísmo que es la habilidad de algunas piedras para mostrar dos colores distintos según la dirección con que se observan y la transparencia.

    Las personas aprecian al rubí y la esmeralda por su intensidad y belleza de colores, el zafiro por el asterismo que es la propiedad que provoca aparición de inclusiones con forma de estrellas y el diamante por su fuego y brillo.

    Literatura citada.
    Sands,E. 1993. Introducción a la cristalografía. Editorial Reverté. España. Barcelona. 115pp.

    Cristales y piedras preciosas. En línea. Disponible en: http://www.astromia.com/tierraluna/cristales.htm. (Con acceso 2/oct/2011)
    Isabel paz 11357

  11. Gabriela Araujo dijo:

    La fascinación humana por los cristales se remonta a las raíces de la civilización. Excavaciones prehistóricas de cuevas funerarias han demostrado que los antiguos preparaban su muerte hacia el otro mundo colocando objetos sagrados sobre ellos o a su alrededor, incluyendo diferentes piedras.
    La ciencia de la cristalografía se ha desarrollado con el estudio de la forma y del hábito de los cristales naturales.
    Referente a los cristales y su forma están la red de Bravais y las estructuras cristalinas. Una red de Bravais es sencillamente una red de puntos en el espacio formada por unidades que se repiten. Existen solamente 14 redes de Bravais en total. Esta es una serie discreta de puntos en el espacio, que aparece idéntica cuando se contempla desde cualquier punto de la misma. Una estructura cristalina se forma colocando lo que se conoce con el nombre de base en cada punto de una red de Bravais. Una base puede consistir en un solo átomo (o ión), un grupo de átomos o una molécula. La base, idéntica en disposición y orientación, se encuentra en cada punto de la red. En este aspecto se obtiene el cristal repitiendo la base en el espacio, como prescribe la red particular de Bravais. Las redes de Bravais se basan en el paralelepípedo fundamental y la combinación de tres vectores de traslación a, b y c con tres ángulos de la celda unidad. La construcción de las redes de Bravais se efectúa ubicando paralelamente una sucesión infinita de planos idénticos, de manera que la distancia entre ellos sea siempre igual. La celda unidad se clasifica según los puntos en la red:
    Celda unidad primitiva: tiene puntos de la red solo en los vértices.
    Celda de unidad centrada en el cuerpo: tiene puntos de la red en el interior de la celda unidad y sus vértices.
    Celda unidad centrada en las caras: tiene puntos de la red cada una de sus seis caras y vértices.
    Celda de unidad centrada en los extremos: posee puntos de red en cada una de sus dos caras, superior e inferior y en cada uno de sus vértices.

    Referencia:
    Cortes, H, et al.2006 Fundamentos de Cristalografía. ELIZCOM. S.A.S. Colombia. 111pp.
    Hardin, J. 2008. Cristales. EDAF. China. 320pp.

    Gabriela Araujo
    Carné: 11084

  12. sofía garzaro dijo:

    Los cristales son aquellas formas de materia que se presenta un aspecto externo poliédrico formado por caras plantas. Esto se debe a la expresión del ordenamiento interno de sus partículas, que se han dispuesto de espacio, tiempo y reposo.
    Las caras del cristal representan el lugar geométrico de los puntos donde se equilibran las fuerzas que ejerce el cristal para atraer las moléculas y las de repulsión del líquido a cristalizar. Las caras del cristal aparecen con relaciones angulosas específicas, con respecto a la estructura atómica.
    Los cristales naturales están, en la mayoría de los casos distorsionados y desproporcionados.
    Los atómos de los cristales están separados por distancias que se repiten periódicamente y de ella depende la homogenidad (no separable por medios mecánicos, simetría (distribución simétrica de las partículas) y anisotropía (sus propiedades dependen de la dirección en que se miden).

    El cuarzo
    La fórmula química del cuarzo es: SiO2. Hay una característica de los cuarzos que los hace especialmente interesantes. Cuando las moléculas de sílice y oxigeno, se unen organizadamente, se produce un efecto de contagio ordenado que permite que una pieza de cuarzo siempre tenga seis lados. A excepción del cuarzo rosa, cuarzo verde y cuarzo azul, todos los demás miembros siempre crecen dirigiéndose hacia el vértice.

    Bibliografía

    Llinares, N. 2009. Cuarzos maestros. Editorial Edaf, S, L. México. 333 pp
    Lasarte T. 1999. Cristalografía I para químicos, teoría y práctica. Publicación de la Universidad Jaume. España. Localizado en Internet en http://www.slideshare.net/Tomaslasarte/cristalografia-i-para-quimicos-teoria-y-practicas-pdf. Con acceso el 1 de octubre de 2011.

    Sofía Garzaro
    Carné 11024

  13. Joshua O. dijo:

    Tengan buen dia
    El dia de hoy les hablare sobre una forma curiosa de crear diamante, es crear diamantes atravez de las cenizas de personas.

    Antes de todo conozcamos el concepto textual de un diamante: Un diamante es un alótropo del carbono donde los átomos de carbono están dispuestos en una variante de la estructura cristalina cúbica centrada en la cara denominada «red de diamante». El diamante es la segunda forma más estable de carbono, después del grafito; sin embargo, la tasa de conversión de diamante a grafito es despreciable a condiciones ambientales.

    La creación de diamante a través de este principio es una filosofía de una empresa de origen Suizo, Algordanza (www.algordanza.com), el proceso consiste en la cremación del difunto, cada proceso se realiza de forma individual, el éxito de cada diamante no solo depende de la cantidad de cenizas con que se cuente sino mayormente de la concertación de carbono que se pueda obtener de ellas. Este proceso consta de distintas fases que se repiten hasta obtener el carbono existente en los elementos de las cenizas tales como CO2, CaCO3, C2H5, etc. (5% a 20%) hasta conseguir un 96% de carbono, éste carbono pasa por una fase de grafitización en la cual se cambia la estructura molecular de carbono a grafito. A partir de esta fase se pasa por distintas etapas de purificación que después de compresión se convierten en un 99,99% de átomos de carbono. Con Tecnología HTHP (High Temperature High Pressure) se crea el ambiente adecuado para llevar a cabo un cultivo y conseguir, en cuestión de semanas, la gema deseada. El Certificado de Origen Algordanza contiene una Descripción Gemológica de cada Diamante e incluye la descripción de los elementos químicos que forman las cenizas ya que éstos quedan en proporción en el Diamante final y sirven como huellas dactilares: únicas, irrepetibles y máxima garantía de origen. El quilate de estos diamantes depende de la cantidad de carbono que hay en las cenizas, el color de estos de igual manera depende de la concentración de boro en las cenizas.
    Estos diamante tienen la magia de un ser querido

    Literatura citada
    http://www.20minutos.es/noticia/14952/0/convierten/cenizas/diamantes/
    http://www.algordanza.es

    Joshua Ordoñez
    11330

  14. María Teresa Castillo dijo:

    En la actualidad la cristalografía de rayos X se utiliza para determinar las estructuras de las moléculas en cristales. Los instrumentos utilizados para medir la difracción de rayos X, conocidos como difractómetros de rayos X, ahora se controlan por medio de ocmputadoras, lo que hace que la información sobre difracción esté muy automatizada. El patrón de defracción de un cristal puede determinarse con mucha exactitud y rapidez(hasta en horas), incluso si se miden miles de puntos de difracción. Después se utilizan programas de cómputo para analizar la información de difracción y determinar el arreglo y estructura de las moléculas en el cristal.
    Lo que sucede es que, el haz se escinde en varias direcciones debido a la simetría de la agrupación de átomos y, por difracción, da lugar a un patrón de intensidades que puede interpretarse según la ubicación de los átomos en el cristal, aplicando la ley de Bragg.Esta es la que permite conocer la dirección(ángulo) en el que se difracta los rayos X al atravesar una estructura atómica periódica (de un cristal). Y como dato, fue en 1913, que William y Lawrence Bragg (padre e hijo) determinaron por primera vez cómo el espaciamiento de las capas de los cristales daba lugar a diferenters patrones de difracción de rayos X. Al medir las intensidades de los haces difractados y los ángulos, les fue posible deducir la estructura que debe haber originado el patrón. De ahí surgió la ley de Bragg. Y luego, por este descubrimiento, James Watson y Francis Crick pudieron determinar la estructura de doble hélice del ADN.

    Referencia:
    Brown, T. 2009. Química, la ciencia central. 11a edición. Pearson Education. México. 1240 pp.
    Brindley, G. y Brown, G. “Crystal structures of clay minerals and their X-Ray identification”, Mineralogical Society, London (1980).

    María Teresa Castillo, carné 11170

  15. Stephanie Herrera dijo:

    La forma geométrica de los cristales es una de las características de cada sal pura o compuesto químico, por lo que la ciencia que estudia los cristales en general, la cristalografía, los ha clasificado en siete sistemas universales de cristalización: cúbico, tetragonal, ortorrómbico, monoclínico, hexagonal, triclínico y romboédrico. Haré una breve desripción acerca de estos.

    Cúbico: las sustancias que cristalizan bajo este sistema forman cristales de forma cúbica, los cuales se pueden definir como cuerpos en el espacio que manifiestan tres ejes en ángulo recto, con “aristas” de igual magnitud, que forman seis caras o lados del cubo. A esta familia pertenecen los cristales de oro, plata, diamante, cloruro de sodio, entre otros.

    Tetragonal: estos cristales forman cuerpos con tres ejes en el espacio en ángulo recto, con dos de sus segmentos de igual magnitud, hexaedros con cuatro caras iguales, representados por los cristales de oxido de estaño.

    Ortorrómbico: presentan tres ejes en ángulo recto pero ninguno de sus lados o segmentos son iguales, formando hexaedros con tres pares de caras iguales pero diferentes entre par y par, representados por los cristales de azufre, nitrato de potasio, sulfato de bario, etc.

    Monoclínico: presentan tres ejes en el espacio, pero sólo dos en ángulo recto, con ningún segmento igual, como es el caso del bórax y de la sacarosa.

    Triclínico: presentan tres ejes en el espacio, ninguno en ángulo recto, con ningún segmento igual.

    Hexagonal: presentan cuatro ejes en el espacio, tres de los cuales son coplanares en ángulo de 60°, formando un hexágono bencénico y el cuarto en ángulo recto, como son los cristales de zinc, cuarzo, magnesio, cadmio, etc.

    Romboédrico: presentan tres ejes de similar ángulo entre si, pero ninguno es recto, y segmentos iguales, como son los cristales de arsénico, bismuto y carbonato de calcio y mármol.

    Fuentes:
    – Cano,F. 1995. Cristalografía. CSIC. España. 406 pp.
    – Brown,F. 2004. Física de los sólidos. Reverté. España. 448 pp.
    – Velázquez, S. Martín, T. 2005. Introducción a la cristalografía de minerales de interés gemológico. Dykinson. 71 pp.

    Stephanie Herrera
    11386

  16. Jennifer Nissen dijo:

    Drusas:

    Las Drusas son determinadas como el mejor ejemplo de la convivencia natural y melódica entre los seres humanos. Se conocen que so cristales que comparten una misma base pero cada uno tiene características diferentes. Ellos crecen al lado de otro cristal, que se le denomina como compañero, ya que son unidos por la misma raíz. Las Drusas son ideales para limpiar el ambiente de un lugar y protegerlo, varias personas lo utilizan para la casa, sus oficinas de negocios, entre otros lugares.

    Las Drusas son conocidas como la familia del Cuarzo, el Transparente, la Amastista, Color Violeta, el Citrino, Rayos dorados, el Maestro de la Conciencia, el Ahumado, entre otros. Las Drusas son cristales de Oxalato de calcio, también son cristales incompletos alrededor de un núcleo cristalino común, por ejemplo en la hiedra. Las drusas de minerales se encuentran formadas por varios cristales que se refuerzan entre ellos, por lo que debido a este factor no necesitan recargarse. Las Drusas ayudan a recargar otros cristales dando su propia energía. Es decir, al colocar otros cristales sobre drusas de cuarzo o de amatista durante varias horas, los cristales llegan a recargar energía.

    Referencia Bibliográfica:
    -Harding, J, 2008. Cristales. EDAF. Madrid. 320pp.

    Jennifer Nissen
    Carné: 11164

  17. Andrea Cabrera dijo:

    La cristalografía se encarga de estudiar los sólidos cristalinos y las leyes que gobiernan su crecimiento, su forma externa y su estructura interna. Frecuentemente, los cristales presentan formas poliédricas (externas) características, con caras planas, como en el caso de las llamadas piedras preciosas: diamantes, esmeraldas, o rubíes cuya forma facetada les da una apariencia atractiva y bella. Hace algunos años, los cristalógrafos se dedicaban a la observación y clasificación de estas formas y aún en nuestros días la morfología continúa siendo importante. Sin embargo, las caras de un cristal pueden ser alteradas o destruidas por el tiempo y ya no son esenciales en la definición moderna de un cristal. En cualquier caso, la definición de cristal es siempre la misma: un conjunto de átomos, moléclas o iones arreglados en forma regular, de modo que su arreglo se repite periódicamente en tres dimensiones. De esta manera, la propiedad característica de una medio cristalino es la periodicidad, es decir, que a lo largo de cualquier dirección sus elementos consecutivos se encuentran a unas distancias específicas y paralelamente orientadas. Al arreglo geométrico de puntos que nos define el cristal se le llama red o latis cristalina. En caso de tener un cristal en dos dimensiones hablamos de una malla cristalina. En este contexto, los puntos de la red son aquellos cuya posición se repite periódicamente y que tienen los mismos alrededores. Los puntos de la red forman una estructura básica que al repetirse genera todo el cristal. A esta estructura básica se le denomina celda elemental. Conocer la estructura de los cristales implica la determinación de la celda elemental y la localización de los átomos dentro de ella.

    Referencia Bibliográfica:
    – Velázquez, S. Martín, T. 2005. Introducción a la cristalografía de minerales de interés gemológico. Editorial Dykinson. 1ª ed. 71 pp.
    – Klein, C. 1998. Manuel de mineralogía. Editorial Reverte. 4ª ed. 362 pp.

    Andrea Cabrera
    Carné: 11180

Los comentarios están cerrados.